Tai chi Fuerteventura


Taichi Fuerteventura forma de Pekin

Taichi Fuerteventura
forma de Pekin

Tai chi Fuerteventura

La práctica del Tai chi Chuan es meditación en movimiento. Se dice que es un arte marcial interno, donde el contrincante es uno mismo.

El Tai chi es una forma de realizar ejercicio muy saludable y aporta beneficios evidentes . Aunque es un ejercicio lento y suave y no es de los que dejan sin aliento… Se trabajan los componentes clave de la aptitud física: la fuerza muscular, la flexibilidad, el equilibrio y, en menor grado pero también, el acondicionamiento aeróbico.

El tai chi fortalece tanto las extremidades inferiores como las superiores así como los músculos de la base de la espalda y el abdomen.

 ¡Vamos a una clase de Tai chi en Fuerteventura (Centro Catalia)!

Los movimientos son lentos, fluidos, acompasados. ¡ufff qué difícil resulta a veces realizar esos movimientos lentos! Llegamos corriendo del trabajo o de dejar a los niños con alguien que nos los cuide, vamos corriendo, entramos corriendo al vestidor, corriendo al dojo y aunque realizamos ejercicios de estiramientos muchas veces entrar en la práctica lenta y pausada… es una tarea ardua, pero ahí está el beneficio de la práctica del Tai chi: aprender a unir  mente, cuerpo y espíritu.

Iniciamos la postura de vacío o Wu ji, hombros relajados, tratando de vaciar el cuerpo y la mente y …!se produce el milagro! : Reconectamos con nosotros mismos. En el silencio del dojo, nos olvidamos del trabajo, de los niños, de las prisas. Solo estamos nosotros y Tai chi. Mantenemos el foco de atención en el ahora; esto es un reto impresionante, la mente no nos lo pone fácil, pero la práctica del Tai chi nos lo exige; si no lo conseguimos nos equivocamos, Aprendemos a no tener mayor objetivo que lo que estamos haciendo en ese momento, lo cual hace que nos relajemos, que no suframos, porque ahora, en este instante estamos practicando Tai chi

Comenzamos la forma y, entramos en un estado tranquilo, relajado, acompasado siendo conscientes de cómo colocamos cada mano, cada pie, con la espalda recta, los hombros aflojados y la respiración, al compás del moviendo, es lenta y relajada.

Nos sentimos parte de una unidad, somos uno con el grupo, a veces alguien se despista, ese día no le ha resultado fácil vaciar la mente y se equivoca, nos reímos sabemos lo difícil que nos resulta a veces dejar el  trasiego de la vida fuera del dojo. Centrarnos en la práctica del Tai chi , reconocer que nos equivocamos, que nos cuesta realizar la forma y reírnos de nosotros mismo también forma parte del aprendizaje de Tai chi .

 Taichi Fuerteventura_mano

El mono

Hoy nos taca también Chi kung. No paramos de reírnos al realizar la postura del mono; nos resulta gracioso y complicado, todos nos reímos, parece tan sencillo, pero no hay forma de cogerle el truquillo, bueno otro día será, estamos aprendiendo.

Al final, la meditación: cada uno coge un cojín, busca su espacio, mirando a la pared( esto me recuerda a cuando nos castigaban en el cole ). Nos tomamos unos minutos para vaciar la mente sin la ayuda del Tai chi. Solo nosotros y nuestra mente. Seguimos retando a la mente y hoy me lo pone difícil ¡hoy me ha hecho crear toda la lista de la compra de mañana! Bueno, a ver si lo consigo otro día; dicen que la práctica es la enseñanza. Tai chí Chuan es, sobre todo, la experiencia de practicar, o sea, hacer, Tai chi , y desde luego, la única manera de saber qué es el Tai chi es: practicarlo.

Suena la campana. Tiempo de salir del estado meditativo. El tiempo ha pasado, volando. Nos recogemos en silencio como tratando de imprimir la paz que nos invade en nuestro interior… Nuestra mirada es más clara, nuestros sentidos más despiertos. Estamos listos para regresar al mundo ligeros y renovados.

El Tai Chi, además de ser un método eficaz para mejorar nuestra salud y nuestra vitalidad, nos ayuda también a mejorarnos como personas, para ser más conscientes y con la serenidad necesaria para convivir en armonía.

 En Japón, se dice que algo se hace con un verdadero sable cuando se realiza con absoluta seriedad. Entonces, si hacemos del Tai Chi algo cotidiano y no lo confundimos sólo con la ejecución correcta de las formas, estaremos recreando una de las más famosas vías del hombre, la vía del samurai, la vía del caballero. No deben quedarse los valores del Tai Chi sólo en el lugar de la práctica, sino que debemos llevarlos a nuestro mundo

 “El agua que fluye jamás se estanca, y las bisagras de una puerta transitada jamás se oxidan. Esto se debe al movimiento. El mismo principio se aplica a la esencia y a la energía. Si el cuerpo no se mueve, la esencia no fluye. Cuando la esencia no fluye, la energía se estanca”.Confucio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tai Chi y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s